A 11 años de su fundación, Whatsapp es una de las aplicaciones más descargadas del mundo, actualmente es la número 2, seguida de TikTok.

El creador y fundador ukraniano Jan Koum es una de esas historias inspiracionales que acompañan el éxito de una innovación que cambió nuestra realidad. Llegó a Estados Unidos sin hablar inglés y apenas logró graduarse de secundaria, sin saber que, en un futuro no muy lejano, ¡su creación de mensajería instantánea tendría más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo! 

Pero no comenzó con esa intención: WhatsApp pretendía ser una agenda inteligente que te permitía saber qué estaba haciendo la persona a la que querías contactar a través de un estatus en la misma plataforma; saber si estaba disponible para hablar, si estaba trabajando o si estaba en el cine viendo una película. Lo cool en ese entonces, a comparación de MSN, era que no tenías que crear manualmente un usuario y contraseña y que era directamente con tu número de celular. 

El 19 de febrero de 2014, Mark Zuckerberg informó al mundo la compra de WhatsApp por una suma de 19,000 millones de dólares con la intención de subir el número de usuarios en Facebook, prometiendo ‘un mundo más abierto y conectado’. 

Y sí… Whatsapp resultó ser muchas cosas…. 

Es lo primero que ves cuando despiertas, la primera app que bajas cuando cambias de celular, tu compañera de trabajo, tu “siguiente paso” después de platicar con alguien en Tinder.  Probablemente pronto… sea tu plataforma para comprar ropa y pedir comida.

Whatsapp (“Guatsúp” como diría nuestro tío), anunció la nueva función de carritos, la cual busca ayudar a los dueños de empresas a mostrar y ofrecer sus productos en esta app. 

Por medio de un comunicado de prensa nos contaron: “Estamos emocionados de anunciar que, a partir de hoy, podrás usar carritos de compras en WhatsApp. Los carritos son una excelente herramienta para comunicarse con empresas que suelen vender varios artículos a la vez, como restaurantes o tiendas de ropa locales. Las personas podrán usarlos para explorar un catálogo, seleccionar varios productos y enviar el pedido a la empresa en un solo mensaje. De este modo, será más fácil para las empresas hacer un seguimiento de las consultas sobre pedidos, administrar las solicitudes de clientes y concretar ventas”.

Funciona bastante sencillo. Primero revisas el catálogo, agregas productos al carrito y envías la solicitud del pedido. Lo que conocemos hasta el momento es que puede tener una ventaja bastante competitiva sobre las plataformas que ya conocemos de delivery, ya que estas cobran comisiones bastante altas por vender y repartir sus productos. Puede ser una gran oportunidad para que WhatsApp se posicione como la ganadora en cuanto a costos. 

Este salto es muy significativo para WhatsApp ya que, a pesar de su gran alcance, actualmente no recibe muchas ganancias porque es una app de descarga y uso gratuito y no tiene publicidad. Esta propuesta de e-commerce podría significar un crecimiento exponencial para la empresa, además de facilitarle la chamba a los comercios. 

Estaremos pendientes de las actualizaciones y funciones de esta nueva modalidad. 

¡Conoce más sobre el mundo del eCommerce! Aquí hay otros artículos que podrían interesarte:


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *