Las palabras que acompañan a tus productos en un marketplace marcan la diferencia

Tener excelentes productos y precios justos son elementos indispensables, incluso básicos para tener éxito en eCommerce. Pero los productos no se venden solos. Por esa razón, debes pensar detenidamente en las estrategias que empleas para convencer a la gente de que compre tus productos.

De acuerdo al último Reporte de Hábitos del Consumidor en Línea, publicado por la AMVO, el 39% de usuarios señala que la principal ventaja de comprar en una tienda física es la posibilidad de ver y tocar el producto el momento de la compra. Mientras que las promociones y descuentos, junto con la variedad y el potencial ahorro de tiempo son las principales razones para comprar en línea.

Mucho antes que una campaña publicitaria, la carta de presentación de tus productos, ya sea en un marketplace o en tu propio eCommerce, son las fotos y el texto que acompañan al producto.

Las imágenes y las palabras son una oportunidad única para enganchar a tu audiencia. Parece obvio, pero muchos vendedores se quedan cortos al plantear la descripción—textual y visual—de cada uno de sus productos.

Para que no caigas en el mismo error, Cajanauta.com ha preparado una serie de dos blogposts con prácticas que te pueden servir de guía al ubicar un artículo en un listado de ventas. En esta segunda parte nos ocuparemos de la redacción.

Escribe para tu audiencia mientras conservas tu propia voz

Para escribir la descripción de tus productos primero que nada debes saber a quién te diriges. Es decir conocer a tu audiencia, pues de esta manera puedes escribir para ellos. No es lo mismo un tono genérico que un tono familiar. Tampoco es lo mismo describir un par de zapatos de escalar que de vestir. Si no conoces a tu audiencia con exactitud, concéntrate en tu comprador ideal

Así pues, si describes un par de zapatos de escalar, sabes que tus interlocutores son deportistas aventureros, por lo que tu lenguaje puede ser entusiasta y casual. Mientras que si hablas sobre un par de zapatos de vestir puedes adoptar un tono más bien formal, sin dejar de sonar amigable. Lo importante es establecer un lenguaje que llegue a tu audiencia, al tiempo que se adapta a la voz de tu marca.


Resalta las bondades y beneficios de tu producto

Debes sonar como una marca, independientemente de tu condición de productor o comerciante. Al fin y al cabo lo que vendes tiene que estar bajo tus propios estándares, por lo que sonar entusiasmado sobre las especificaciones de tus productos no solamente incrementa las posibilidades de vender, pero también aporta a la imagen positiva de tu marca.

 

Describe bien tu producto

No olvides los detalles que los potenciales consumidores desearían conocer. Por ejemplo tamaño, peso, materiales, dimensiones, materiales o ingredientes. Entre más detalles provees, más fácil será para el potencial consumidor tomar una decisión. Además, evitarás decepciones y retornos.

 

Evita superlativos y usa palabras evocativas  

El uso de un superlativo es, en la gran mayoría de casos, una exageración. “Tenemos el mejor par de zapatos para escalar del mercado y al precio más bajo”. Emplear este tipo de lenguaje te quita credibilidad.

Lo mismo sucede con las frases genéricas como “excelente calidad” o “satisfacción garantizada”. Piensa en la reacción de tu potencial comprador, quizás al leer tu anuncio se preguntará si alguien describiría su producto como “calidad promedio”.

En contraste con lo anterior, utilizar frases evocativas te permite aprovechar los límites de caracteres y despertar la imaginación del potencial consumidor. ¿Cómo sería poseer aquel producto? Una vez que esa idea es clara, habrás ingresado a la mente del comprador y tendrás más chance de que compre tu producto.

 

No descuides tu SEO

Como debes saber, las búsquedas se alimentan mayoritariamente por palabras. Por esa razón, el posicionamiento en buscadores (SEO, por sus siglas en inglés), es el proceso más importante para obtener visibilidad sin la necesidad de pagar. En un buscador abierto, como Google, o en un marketplace, tus productos deben ser visibles y fáciles de encontrar.

Las estrategias de posicionamiento en buscadores empiezan por las afamadas keywords, que son las posibles palabras que tu potencial cliente ingresaría en la barra de búsqueda para encontrar lo que busca. Al investigar un poco, tendrás una idea más clara sobre las keywords más apropiadas para tu producto. Puedes ayudarte de los datos de tu marketplace o de plataformas como Ahrefs o Keyword Planner, de Google. Un siguiente paso puede ser una campaña publicitaria con aquellas palabras.

Próximamente, Cajanauta lanzará una guía sobre este asunto en específico, no te la pierdas. Como un adelanto, recomendamos que ubiques tus keywords en el título de tu producto, en la meta descripción, en la descripción de imágenes (ALT tags) y en la propia descripción del producto.

 

Divide tu texto en cortas viñetas 

Si deseas que tu producto se describa fácilmente, utiliza viñetas y frases cortas. Debes considerar que muchas compras se realizan desde un dispositivo móvil, por lo que la división facilita encontrar los datos que buscan los clientes.

 

Consistencia con las imágenes

Como indicamos en la primera parte de este post, las imágenes pueden llegar a ser más importantes que la descripción textual. Sin embargo, de poco sirve tener excelentes fotografías si el texto no las complementa.  

Procura que el tono de la imagen, en especial cuando es una foto en contexto, sea acorde a tus palabras. Asimismo, la descripción puede referirse a algún aspecto de la imagen o puedes, incluso, ubicar indicadores o números en la foto y describir aquellos aspectos detalladamente.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *